14
Feb
13

¡Nos mudamos a Geofrik’s Blog!

Este blog pronto será destruido. Todas las entradas, y muchas más, las podréis encontrar en mi otro blog:

http://geofrik.wordpress.com/

************************************************************************************

GeoFrík

01
Dic
10

La Era Neoproterozoica (1.000 — 542,0±1,0 Ma)

01
Dic
10

La Era Mesoproterozoica (1.600 — 1.000 Ma)

01
Dic
10

La Era Paleoproterozoica (2.500 — 1.600 Ma)

La Era Paleoproterozoica (2500 — 1600 Ma) es la primera de las divisones del Eón Proterozoico (Fig. 1); está caracterizada por la primera estabilización duradera de los continentes y, sobretodo, por la Gran Oxidación que se produjo en todo el globo terráqueo como consecuencia de la fotosíntesis realizada por las cianobacterias.Con una duración estimada de 900 Ma, su longitud según la escala 1/Ma sería de 90 cm (frente a los 4,57 metros que mediría la historia terrestre) o, según la escala 1/1000, de 900 metros (frente a los 4,57 km de la historia de la Tierra).

Esta era se subdivide, a su vez, en cuatro períodos: el Período Sidérico (2.500 — 2.300 Ma), el Período Riásico (2.300 — 2.050 Ma), el Período Orosírico (2.050 — 1.800 Ma) y el Período Estatérico (1.800 — 1.600 Ma).

Fig. 1 – En la parte superior de la figura se representa a escala la duración total de la edad terrestre, con los respectivos eones en que se ha subdividido. En la parte media puede se ofrece una ampliación del Eón Proterozoico, en la que pueden apreciarse las duraciones de las tres eras que lo componen. Por último, en la parte inferior, se sitúan una serie de fechas que marcan acontecimientos importantes acontecidas en la Era Paleoproterozoica: 3.600 Ma --> Unión de las masas continentales y formación del supercontinente Vallbará; 3.500 Ma --> Fin del bombardeo meteórico tardío y de la orogenia Saámica y proliferación de las bacterias generadoras de estromatolitos; 3.200 Ma --> Fin de esta era y comienzo de la Era Mesoarcaica. Autor: GeoFrík.

************************************************************************************

GeoFrík

01
Dic
10

El Eón Proterozoico (2.500 — 542,0±1,0 Ma)

El Eón Proterozoico (2.500 — 542,0 ± 1,0 Ma) es el tercer (y último) eón en que está dividido el Precámbrico. Con una duración de 1.958 Ma (Fig. 1), es el eón más largo de los cuatro que componen la historia terrestre. Si se emplearan las escalas propuestas 1/Ma y 1/1000, la longitud que alcanzaría la duración de este tiempo geológico sería de 1,958 metros (frente a los 4,57 metros que mediría la historia completa de la Tierra) o de 1,958 km (siendo la duración de la vida de nuestro planeta de unos 4,57 km), respectivamente.

Al igual que sus predecesores, está subdividido en varias eras: la Era Paleoproterozoica (2.500 — 1.600 Ma), la Era Mesoproterozoica (1.600 — 1.000 Ma) y la Era Neoproterozoica (1.000 — 542,0 ± 1,0 Ma).

Fig. 1 – En la parte superior de la figura se representa a escala la duración total de la edad terrestre; en la parte inferior se muestra una ampliación del Eón Proterozoico, para una mejor visión de la duración de cada una de sus subdivisiones. Autor: GeoFrík.

************************************************************************************

GeoFrík

09
Jul
10

Erosión

Se denomina erosión al proceso de desgaste o sustracción del relieve del suelo intacto (denominado roca madre) mediante procesos geológicos exógenos (como las corrientes superficiales de agua o hielo glaciar y el viento) o mediante la acción de los seres vivos. El término erosión está referido al transporte de granos y no a la disgregación, propiamente dicha, de las rocas. La erosión es uno de los principales factores del ciclo geográfico.

Causas:

La erosión está provocada por los denominados agentes erosivos, que son más o menos eficaces dependiendo del tipo de material al cuál están afectando y de la capa vegetal, mineral o litológica que la protege. Estos agentes erosivos son:

  • Las aguas continentales son un agente erosivo de primera categoría. En forma de cauces de diferente magnitud que discurren sobre la superficie terrestre y como corrientes subterráneas, el agua desgasta los materiales y arrastra los restos hacia el mar, modelando así el paisaje. De este forma se originan cascadas, grutas, desfiladeros, meandros y deltas, entre otras formas. La acción erosiva de un río se debe a la energía del agua, que en ocasiones es capaz de arrancar trozos de roca que, al ser arrastrados por la corriente, actúan como un martillo que golpea a otros materiales y generan nuevos fragmentos. Como el cauce no es regular, se suelen generar remolinos y corrientes de agua que arrastran arenas y gravas, puliendo el fondo del río y creando cavidades.

En terrenos calcáreos es frecuente la aparición de cuevas subterráneas causadas por la erosión química del agua, que transforma el carbonato insoluble en bicarbonato soluble.

La erosión debida a las aguas continentales sigue las mismas etapas en que se puede dividir el curso de un río:

1.- La erosión mecánica provocada por el agua y los materiales que arrastra es muy intensa cuando la velocidad de la corriente es elevada (típico del curso alto del río).

2.- Cuando la velocidad disminuye ligeramente, comienza el transporte; la erosión mecánica sigue activa pero empieza a actuar también la erosión química. Esta tiene lugar en el curso medio del río.

3.- Cuando disminuye notablemente la velocidad del cauce, se inicia la sedimentación de los materiales transportados, por lo que la acción mecánica se reduce muchísimo y prácticamente sólo actúa la erosión química.

  • Comparado con el agua, el viento resulta un agente erosivo menos intenso, pero en las regiones secas adquiere una importancia muy especial. En estas zonas áridas el viento ha formado los desiertos, que constituyen una superficie muy extensa a lo largo y ancho de la Tierra.

El viento constante forma estructuras tan conocidas como las dunas, pero también produce otras formas muy particulares y espectaculares en las rocas de las regiones donde actúa con mayor intensidad. Por sí mismo, el viento no tiene la suficiente fuerza como para producir efectos de meteorización, aunque lo que sí que puede hacer es transportar partículas que, cuando chocan con el terreno, lo van desgastando. Este tipo de erosión suele ser muy lento y, para que se produzca, el territorio debe estar desnudo, sin plantas, ya que la vegetación disminuye o anula sus efectos.

La erosión eólica se produce, pues, en zonas áridas, como los desiertos y la alta montaña. Estos tienen además otra característica imprescindible: las grandes diferencias de temperatura. Esto provoca que la roca se rompa y la erosión eólica pueda actuar con mayor eficacia.

La corrosión es la abrasión sufrida por las rocas al ser friccionadas por los impactos de las partículas arenosas que son transportadas por el viento. Cuando estas partículas golpean las rocas sufren a su vez una transformación, tomando un aspecto redondeado. Cuando el viento pierde fuerza va depositando los materiales transportados de forma gradual, lo que habitualmente da lugar a una acumulación gradual de partículas de tamaño y peso similares.

a

Los glaciares son agentes erosivos de gran importancia que, en el pasado, modelaron una buena parte de los paisajes que ahora conocemos en latitudes medias y altas de todo el planeta.

Las enormes masas de hielo desplazándose lentamente por efecto de la gravedad llevan a término una tarea de desgaste implacable sobre los terrenos en que se deslizan, que se puede observar fácilmente en aquellas regiones donde los glaciares han desaparecido. El hielo es capaz de cortar o arrancar enormes rocas que otros agentes erosivos no podrían. a
a

Erosión marina

//

Erosión marina La costa es la zona limítrofe entre la tierra firme y el mar. Se encuentra constantemente sometida a la acción erosiva del agua, por lo cual adquiere formas muy diversas, dependiendo del tipo de terreno y de la actividad de las olas, mareas y corrientes marinas.

Tiene acantilados y playas, deltas y estuarios, y, a veces, aparece recortada en antiguos valles inundados. Las corrientes marinas se llevan parte del material erosionado hacia el mar en unos lugares y lo deposita, desgastado, en otros. Así se forma un acantilado en un lugar y una playa en otro.

Las costas acantiladas son aquellas que terminan abruptamente en la línea de la costa. Por debajo del acantilado en sí mismo, de fuerte pendiente o vertical, están el punto de inflexión, justo encima de la línea de costa, y la plataforma suavemente inclinada hacia el mar, que puede ser arenosa o de cantos o rocosa.

La acción del oleaje y las corrientes marinas arranca material rocoso, lo acumula al pie del acantilado y forma un depósito que, al principio, queda bajo el agua pero después puede emerger formando una pequeña playa. La acción de las mareas también es importante, ya que durante un tiempo introduce agua entre las rocas, reblandeciéndolas, y durante el resto del dia las deja a la intemperie para que actuen los agentes atmosféricos. Además, proporciona varios niveles de actuación de las olas.

El material aportado al océano por los ríos y retrabajado por la erosión del oleaje es distribuido a lo largo de las costas, donde forman playas, o transportado por corriente marinas hacia la plataforma continental y las parte más profundas del océano.

Las playas son la expansión del balance entre la erosión marina producida por las olas, mareas y corrientes marinas y los aportes suministrados por la propia erosión marina desde otras zonas y por los ríos. Los agentes del modelado costero son las olas, las corrientes y las mareas.

También los seres vivos modifican el paisaje, a veces, de forma lenta y casi imperceptible y, otras, de forma rápida y violenta. Las plantas superiores, que tenen raíces, ejercen una labor intensa se excavación mecánica del sustrato, en busca de agua. Pero, aunque menos visible, también es importante la erosión provocada por pequeños vegetales y organismos, como los líquenes.

Tambien erosionan los animales. Pequeños invertebrados, como los gusanos, airean el terreno y permiten la entrada de agua en la roca madre. Existen microorganismos cuyas secreciones atacan químicamente las piedras. Por último, los animales superiores pueden excavar y erosionar de muy distintas maneras.

La acción de los vegetales

Las plantas superiores, que tienen raíces, ejercen una labor intensa de excavación mecánica del suelo, en busca del agua que necesitan para su subsistencia. Algunas de estas raíces son capaces de atravesar sustratos de rocas blandas o, incluso, romper otras más duras.

Pero, aunque menos visible, el trabajo de otros vegetales y organismos, como los líquenes, es quizás todavía más importante, hasta el punto que se les considera los verdaderos indicadores o pioneros de la formación de los suelos. En efecto, los líquenes actuan sobre las rocas desnudas, empiezan su descomposición y permiten que otros organismos mayores continuen la tarea.

La acción de los animales

La acción de los animales Pequeños invertebrados como los gusanos y algunos insectos airean el suelo, pero también contribuyen al proceso de meteorización de la roca madre al permitir la entrada de aire y agua, así como de microorganismos productores de secreciones que reaccionan químicamente con la roca, transformándola y erosionándola.

La labor que llevan a cabo los animales es, en general, complementaria de la que realizan otros agentes erosivos en las etapas primarias del proceso de meteorización. Sin embargo, tiene una especialísima importancia en la formación de los suelos.

Los animales ejercen una erosión mecánica con la escavación o construcción de nidos y madrigueras, así como por el paso de grandes manadas por las mismas sendas. También ejercen un control sobre la población vegetal de la que se alimentan. Finalmente, producen secreciones y excreciones de materiales que tienen un alto poder corrosivo y pueden descomponer las rocas, facilitando la acción de otros agentes.

Todos los organismos alteran, en cierta medida, el entorno en el que viven, modelando el paisaje. El ser humano no es una excepció, al contrario. Posee una elevada capacidad de alteración gracias a sus progresivos avances técnicos.

Los paisajes surgidos por la influencia humana ocupan una extensión cada vez mayor de la superfície del planeta. Básicamente, la erosión humana se puede clasificar en dos tipos: de explotación (tierras agrícolas, forestales, minas, … ) y de construcción (ciudades, vías de comunicación, … ). En los últimos años, además, las actividades industriales no sólo alteran la superfície de la Tierra, sino que están poniendo en peligro la supervivencia del planeta.

Sin la intervención humana, las pérdidas de suelo debidas a la erosión probablemente se verían compensadas por la formación de nuevos suelos en la mayor parte de la Tierra.

En terreno sin alterar, los suelos están protegidos por el manto vegetal. Cuando la lluvia cae sobre una superficie cubierta por hierba u hojas, parte de la humedad se evapora antes de que el agua llegue a introducirse en la tierra. Los árboles y la hierba hacen de cortavientos y el entramado de las raíces ayuda a mantener los suelos en el lugar, frente a la acción de la lluvia y el viento.

Foto 3

La agricultura y la explotación forestal, la urbanización, la instalación de industrias y la construcción de carreteras destruyen parcial o totalmente el dosel protector de la vegetación, acelerando la erosión de determinados tipos de suelos. Ésta es menos intensa en zonas con cultivos como el trigo, que cubren uniformemente el terreno, que en zonas con cultivos como el maíz o el tabaco, que crecen en surcos.

El exceso de pastoreo, que a la larga puede transformar la pradera en desierto, y las prácticas agrícolas poco cuidadosas, han tenido efectos desastrosos en determinadas regiones del mundo.

Algunos historiadores piensan que la erosión del suelo ha sido un factor determinante en el conjunto de causas que han provocado algunos desplazamientos de población, debidos a la sequía, y en la decadencia de algunas civilizaciones. Las ruinas de pueblos y ciudades encontradas en regiones áridas, como los desiertos de Mesopotamia, indican que hubo un momento en el que la agricultura fue una actividad generalizada por toda la zona.

< Anterior
Erosión biológica


Si te gusta, díselo a tu gente
Compartir/Guardar/Favoritos

//

********

La intensidad de estos agentes, que intervienen de forma más acusada en unos lugares de la Tierra que en otros, dependerá de la posición geográfica en que se encuentre el material erosionable y del clima, como se verá a continuación.

09
Jul
10

Mineral

Por mineral se entiende una materia de origen inorgánico, que presenta una composición química definida, generalmente, por una estructura cristalográfica (minerales cristalinos; de lo contrario son llamados minerales amorfos) y que suele presentarse en estado sólido y cristalino a la temperatura media de la Tierra, aunque algunos, como el agua y el mercurio, se presentan en estado líquido.

Existen miles de minerales diferentes, por lo que resulta útil una buena clasificación. En la actualidad, la clasificación de Strunz, que está basada en la composición química, es una de las más utilizadas:

Clasificación de Strunz –>

  1. Elementos nativos
  2. Sulfuros
  3. Halogenuros
  4. Óxidos e hidróxidos
  5. Nitratos, carbonatos y boratos
  6. Sulfatos
  7. Fosfatos
  8. Silicatos

************************************************************************************

Referencias:

Wikipedia “Mineral” (anónimo): http://es.wikipedia.org/wiki/Mineral

************************************************************************************

GeoFrík




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.